En esta nueva entrada del Blog, repasaremos aspectos a tener en cuenta durante el envasado de las dosis seminales.

Hay múltiples factores que pueden tener incidencia en la  calidad de las dosis espermáticas producidas por un centro de inseminación. La última etapa en la que se puede influir en este aspecto es el envasado, la cual muchas veces, al tratarse de la última, puede pasar inadvertida, o no darle la importancia debida.

En este proceso, las dosis seminales podrían ver alterada su calidad por una falta de higiene o un proceso de llenado inadecuado.

Para evitarlo, estos son nuestros consejos a seguir:.

Medidas higiénicas para la adecuada preservación de la higiene durante el llenado:

En caso de utilizarse sistemas de envasado automáticos o semi-automáticos, las gomas o tubos de llenado pueden ser una fuente de contaminación cuando no se utilizan las medidas de higiene adecuadas. Para evitarlo, debemos tener lo siguiente en cuenta:

  • En el caso de tratarse de gomas de silicona y material esterilizable (aguja de llenado y pesa) que soporten la esterilización se llevará a cabo la limpieza de la siguiente forma:
    • Lavar con un detergente de pH neutro no espumante, aclarar con agua destilada y esterilizar a 120-140ºC durante 90-120 minutos
  • Cuando sean gomas de material no esterilizable:
    • Lavar con detergente de pH neutro no espumante, aclarar con agua destilada, pasar etanol de 70º y dejarlo evaporar hasta el siguiente uso
  • Homogeneización o lavado del tubo de envasado: Al comenzar la jornada y entre machos, es recomendable pasar diluyente por las gomas. . Esta práctica se realiza con 2 objetivos, cuando se comienza la jornada, paraeliminar posibles residuos de los procesos de limpieza que hayan quedado en la goma, y entre machos, para evitar contaminación bacteriana cruzada o mezcla de diferentes razas o líneas genéticas. Es más conveniente realizar estos lavados  con diluyente, ya que ayuda a preservar la osmolalidad, mientras que el agua destilada podría dejar restos y alterar la presión osmótica de las primeras dosis seminales.
  • En el caso de sospechar de machos con problemas de contaminación, envasarlos al final de la jornada de trabajo (estos machos siempre deberían ser los últimos en colectarse y procesarse en el laboratorio).
  • Para evitar la contaminación bacteriana, se recomienda utilizar la mayor cantidad de material desechable, por eso Magapor ha lanzado al mercado un fungible para este proceso con el nombre de Higytube.

Precisión durante el proceso de llenado, con el objetivo de evitar variación en el nº de espermatozoides de las dosis seminales:

El envasado es la última etapa en la que podemos influir de forma negativa en la precisión de la cantidad de espermatozoides que queremos tener en las dosis seminales producidas. Por ello, hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta. Podemos influir debido a errores en la dosificación del volumen o a una incorrecta o ausencia de homogeneización del eyaculado ya diluido, ya que el nº total de espermatozoides en una dosis seminal, vendrá dado por el volumen de la dosis, y por la concentración espermática por mililitro.

Por ello se deben tener los siguientes puntos en cuenta:

  • No debe haber una variación mayor del 2,5-4% del volumen objetivo entre dosis seminales. Esta variación solamente es posible utilizando equipos de envasado automáticos. Es muy difícil que realizando el envasado manual no haya una variación mayor, debido al tiempo que se debe invertir.
  • Calibrado de los equipos de envasado automáticos: Al comenzar la jornada de trabajo y siempre que se cambie de goma de envasado, se debe realizar el calibrado del volumen que dosifica la bomba de la máquina.
  • Correcto estado de las gomas de envasado: Aunque realicemos la calibración de la máquina, si utilizamos gomas cuya silicona o plástico esté muy desgastado, vamos a tener variación del volumen dosificado entre dosis.
  • Homogeneización del eyaculado previamente al envasado: Si ha transcurrido mucho tiempo desde que hemos hecho la mezcla entre el eyaculado y el diluyente, y más aún cuando la mezcla esté a una temperatura cercana a la de la conservación (menor actividad espermática), los espermatozoides se van a decantar al fondo del recipiente. Es por esto que previamente al envasado debemos homogeneizar la mezcla. Para ello podemos utilizar la propia goma y pesa de envasado, que aspirarán el contenido del recipiente.

Todas estas recomendaciones y aspectos a tener en cuenta van ayudar a preservar la calidad de las dosis seminales durante el proceso de envasado.

¡¡ Esperamos os resulten útiles y prácticos!!!

En próximas entradas publicaremos :

  • un interesante caso clínico de contaminación bacteriana en dosis seminales, debido a las gomas de envasado.
  • argumentario de nuestra Extenderbox

No dejéis de visitar de nuevo nuestro blog  ¡¡No os lo podéis perder !!